El alcalde de Telde y la fundación Yrichen muestran colaboración para afrontar la crisis social derivada del COVID-19